miércoles, 10 de agosto de 2011

1. Uno que leyó de una sentada

“Caballo de Troya 7: Nahúm”, J.J Benítez

Un mayor de la Fuerza Aérea gringa es reclutado para retroceder 2000 años hacia el pasado y ser testigo de los últimos días de Jesús de Nazareth. Armado con sofisticadísima tecnología, llega todo sobrador a mezclarse entre los “atrasados” habitantes de la que por esa época era la provincia romana de Judea. Pues nuestro viajero en el tiempo se llevará más de una sorpresa y una que otra lección de humildad.

          Caballo de Troya es una de esas sagas que lo dejan a uno dudando de si la razón por la que parece tan convincente es porque se trata de un trabajo de ciencia-ficción soberbiamente bien documentado o si por el contrario, como sugiere el autor, estamos ante la versión novelada de un testimonio real. Esta séptima entrega de la saga, ambientada en la tercera fase de la misión, me atrapó por sus interesantes descripciones de la vida durante el Imperio Romano, pero también por mis circunstancias.

          Un jueves me enteré de que tenía el viernes libre y además que el lunes era festivo, así que me hallaba ante un larguísimo puente y sin un peso en el bolsillo. Así que saqué mi tarjeta de crédito y me fui a la Librería Nacional a por algo apasionante qué leer. Ay diojmío, no me lo leí de una sentada, pero no fueron más de dos y no hice otra cosa que leer y leer. Quedé tan enganchado cuando terminé que  tuve que ir a la Nacional por el octavo y último (hasta la fecha) libro de la saga.

4 comentarios:

Haceme un 14 dijo...

Yo siempre he sido muy escéptico con esta saga. Alguna vez un suegro me lo recomendó y aludía ciertamente al nivel de detalle con que el autor narraba las peripecias del protagonista. Creo que lo que hizo que lo rechazara en ese entonces es que lo vendía Círculo de Lectores, pero la manera en que lo cuenta usted aquí me dice que hay que ponerlo en la lista de pendientes.

Saludo.

Licuc dijo...

Me quedé pensando en lo que dijiste acerca de que uno lee un libro de un modo distinto cuando sabe que va a reseñarlo. En mi caso reseño los libros que leí para aprovechar que tengo el contenido fresco o porque me gustaron tanto que quiero compartir mi opinión para que quizás alguien más se anime a dejarse seducir por sus letras.
Intentaré hacer el ejercicio a ver qué sale.
De momento sigo antojada de leer a Isaac Asimov por culpa tuya. ;)

Antonio Escallón dijo...

No soy buen lector pero este tipo de libros que te atrapan y no te dejan hasta terminar me gustan.

Creo que los leeré.

MAREÑA dijo...

POs a mí el primer libro me atrapó, desde el primer renglón lo leí como ciencia ficción. El segundo lo leí con dificultad y traté de terminar pero no pude, mucho menos el 3 y mucho menos el último. El dos me dijo no vale la pena seguir.