jueves, 28 de febrero de 2008

Cómo hacer sonrojar a un reggaetonero

He aprendido que la diferencia entre un artista y un artesano es que un artista propone algo nuevo o le da la vuelta a las cosas ya conocidas, mientras que el artesano, a partir de una obra de arte original, repite una y otra vez la receta. Eso no significa que yo tenga algo en contra de los artesanos porque me encantan las películas de Hollywood (que casi siempre son productos artesanales de altísimo presupuesto y no arte), los Mac y la ropa de Arturo Calle.
          Sin embargo, también me gusta disfrutar del trabajo de un buen artista, que trabaje para la gente (porque yo soy muy gente) y no para una reducida comunidad artística. Como dice Tom Wolfe, parece que los artistas contemporáneos pensaran que entre más rechazo cause una obra suya entre el público ignorante, más geniales van a ser considerados por la crítica y sus pares artistas (la incompetencia impostando la genialidad). Y hay un artista en especial que sabe combinar muy bien las propuestas arriesgadas con el éxito comercial: Andrés Calamaro.
          El tipo es un maestro. En su último trabajo incluyó una canción (“Soy tuyo”) que describe escenas dignas de película porno hardcore, tan sucias y explícitas que harían sonrojar al reggaetonero más desinhibido, pero lo genial es cómo lo dice. Calamaro logra con letra y música expresar lo que todos estamos pensando, pero de tal forma que todas las mujeres a quienes he puesto a escuchar la canción coinciden en que les encanta (“¡¡Diviiinooooo!!”).
          El “poeta malhablado” volvió a “desenvainar las espadas del texto y escribir una canción aunque no haya algún pretexto”. Andrés, sos grande.


8 comentarios:

SJfIKo97s.0spU3BvOpuLgk7r3_QyLKUeQ-- dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Andrés David dijo...

Correcto análisis, mon ami. Hay que contar, además y sin demeritar al Salmón, con la presencia de los otros nombres.

Anónimo dijo...

A mi me fascinó esa canción! pero a mi parecer es un poema comparado con los desastres del reggaeton! no hay comparación alguna ahí. Calamaro conoce muy bien las palabras y así mismo sabe expresar sus deseos mas ocultos sin tornarse exageradamente vulgar ... En fin, yo soy de las que digo ¡Divinoooo!!!

Lully, Ref. al desnudo dijo...

Calamaro, uno de mis favoritos. Me hubieso gustado escuchar aquí esa maravillosa canción y, como dicen tus amigas y lo ratifico ¡Divino! Andrés Calamaro y Divino tú con esta deferencia para con él.

Besitos amistosos para acariciar tu alma!

Licuc dijo...

Muy inteligente la forma de decir cosas tan lujuriosas. También hay que darle crédito al caricaturista, que seguro te tramó con esa remembranza del arte pop.

mariacecita dijo...

Hola! No sabía nada de esta canción, pero con esta entrada y el dibujo de Liniers...la tenés? Me la mandás?

Saludos!

Cristhian Carvajal dijo...

Vos sabés boludo que esta canción me ENCANTA... aunque sigo peleando que no es tan porno... je je je... es bellísima.

El propia AC, lo respondió así... tendrás que leerlo en el próximo ejemplar de EL CLAVO, donde logramos hacer una ENTREVISTA EXCLUSIVA con EL CANTANTE DE LOS CANTANTES... Ahí te responde a tu inquietud sobre "Soy tuyo"...

Nos pi

Omaroti dijo...

Pues a mi si me parece un verdadero poema. Excelente Calamaro.