miércoles, 20 de septiembre de 2006

Hace 10 años


Hace 10 años estudiábamos en una universidad que, más que la puerta hacia el Universo, parecía un colegio grande, donde las cosas que preocupaban al mundo parecían no atravesar la burbuja de cristal que nos rodeaba. En esa época, todo lo sabíamos del mundo nos llegaban exclusivamente a través de los medios masivos de comunicación, que sospechosamente se parecían mucho entre sí. Hace 10 años todavía buscábamos información en las bibliotecas y hemerotecas, pues para consultar Bitnet (uno de los predecesores de Internet) había que ser un iniciado de últimos semestres de electrónica con proyecto de investigación sobre robótica. Tímidamente empezábamos a comunicarnos con nuestros amigos a través de un programa de pantalla negra y letras verdes llamado PINE , ya sea que estuvieran al otro lado del océano o a dos cubículos de distancia.
          Hace 10 años el único navegador era Mosaic y no había que ser demasiado ñoño para saber que el primer sitio web que existió fue el del CERN. No era raro que nos fuéramos toda una tarde de sábado a la universidad sólo para hablar con quien fuera que estuviese conectado por un servicio llamado IRC (otra vez la pantalla negra y letras verdes), y las primeras víctimas de adicción al chat empezaban a proliferar como los mirones en un accidente de tránsito.
          Hoy, 10 años después, los medios impresos se disputan el privilegio de que la gente lea en línea y gratuitamente sus contenidos. Ahora se posicionan las bitácoras en línea como un espacio en la red que ya empieza a tener influencia en el comportamiento del mundo "real". Si la realidad del mercado laboral nos recuerda sin piedad que cada vez hay menos oportunidades para los empleados que para los emprendedores, la realidad de la red nos anticipa que la información y la opinión ya no estarán en pocas manos, que la cómoda posición de consumidores de lo que los monopolios y duopolios quisieron vendernos ya no es tan defendible cuando tenemos tantas opciones diferentes. Ahora el reto es tener el criterio suficiente para escoger qué leer, a quién leer y formarnos nuestra propia idea de cómo es el mundo. Cada entrada en las bitácoras del mundo es como un pixel más en una foto que se hace más nítida en la medida en que aumenta de resolución.
          Hace casi una década se publicó la primera edición impresa de El Clavo. Un mes después se publicó la siguiente edición con mi primer artículo escrito a cuatro manos con Andrés David Aparicio. Hace un mes se cumplió un año desde que inicié esta bitácora, y espero que me acompañen muchos más en el ejercicio de retratar al mundo desde mis publicaciones y desde sus comentarios.

8 comentarios:

César Augusto López dijo...

Meza, no te conozco hace diez años, pero es fácil pensar que ha sido un tiempo importante para tu crecimiento personal y profesional, sobre todo desde que la foto tuya cambió a no tener pelo y ser rubio. Felicitaciones en éste primer año de LA CANTERA DE PALABRAS, cada vez que leo tus escritos digo: "Juemadre, hay que escribir una cabezada", pero por ejemplo ayer salí a las 11 pm de una reunión en ParqueSOT como dice "O" y hoy a las 7am ya estoy dándole al camello.

Un abrazo y de nuevo felicitaciones, que sigas con la disciplina de escribir, ver cine y leer... saludos a "Mezita". -Chiste interno-.

Daniel dijo...

Mezardo, yo si que menos te conozco de tanto tiempo pero sólo basta hablar una tarde con vos para darse cuenta de lo ñoño que sos. Pero si se habla con vos 2 o más tardes se puede uno dar cuenta de los esfuerzos por llevar la ñoñez a otro nivel y este blog es un buen ejemplo.

Seguí escribiendo así, a punta de cincel, que es como más bacanas te quedan las cosas

Hablamos PZN

El Marqués de Carabás dijo...

La explotación de La Cantera ha servido como línea divisoria entre la ñoñez y lo light. Con cada pixel que ajustemos en el nuevo panorama blogger, seremos parte de esa comunidad. Desde El Clavo lo hemos hecho 10 años y serán muchos más haciendo equilibrio en la cuerda floja que une nuestra propuesta de construcción alternativa con los modelos de la moda actual y futura.

Paradoja Humana dijo...

Casi no lo leo creyendo que era el mismo de la revista.
Me asombras porque no pareces ingeniero, a ti lo escritor se te sale por todos lados y esta es una buena muestra de ello.
Me gustó la forma en que hablaste del aniversario de esta bitácora sin hacer todo un acontecimiento snob del asunto.
Nunca había pensado que los blogs fueran tan importantes. Pensaré en ello la próxima vez que me dé el arranque de cerrar los míos. Usando palabras prestadas "keep blogging".

Antonio José Escallón dijo...

Este blog es una clara muestra del potencial que tienen este tipo de herramientas, espero poder contar con vos para hacer realidad grandes ideas y proyectos. Me uno al "keep blogging".

Andrés David dijo...

Dos lustros desde que nos publicaron un artículo con un título reñoño. Más de dos lustros ser tu amigo. Por tu lado significa menos pelo y más corazón. Por el mío más canas y menos prevención. Monsieur, ha sido un placer y un honor.

Como decís vos: ahí te ves.

teamoreno dijo...

Gracias a ti, conocí esta magnifica forma de expresión y comunicación, un poco nona, es cierto? pero llena de sorpresas. Que cajita de Pandora la que he encontrado en los blogs. Aquí los escritos son una forma de informar y comunicar críticamente, uniendo retazo a retazo la individualidad de cada uno para formar el todo dejando al libre albedrío y la capacidad de discernir la forma de pensar y asumir los diferentes tópicos que rodean nuestra vida.

MAREÑA dijo...

Felicitaciones Andrés, la perseverancia está logrando alcanzar las metas propuestas, al contar tus experiencias de hace años me hace recoedar cuando tuve por primera vez ante mí un computador CENTURY 200 no te imaginas, unos años después me senté ante un mini
con pantalla ámbar y letras no verdes, anaranjadas, y para escribir en word, se llamaba PERFECT WRITER, había que darles códigos como en HTML por ej, para subrayar se daban los códigos antes y después de cada palabra, eran más largos que la misma palabra y asi para cada cosa había que memorizar todo o tener el manual debajo del brazo, ahhh y el corel 4 era divino...en fin hoy bendigo toda la tecnología.

SIGUE, SIGUE Y SIGUE LOS FRUTOS SE ESTAN VIENDO