miércoles, 10 de mayo de 2006

Desventuras de un tributante primíparo

Después de mucho preguntar, averigüar opciones, salidas legales y no tan legales, la realidad me recibió con la ternura de un muro de concreto: no había opción diferente a pasarme a Régimen Común. Según la ley, sólo quienes facturen más de $60 millones al año deben hacerlo, pero de nada valió que por el momento mi realidad financiera me obligue a hacer malabares para no caer en las fauces de Datacrédito.
          Con el rabo entre las piernas, llené el formulario y con un amigo fuimos tempranito a la DIAN, dispuestos a hacer una de las colas más temibles de la ciudad: la de solicitud del RUT. La que ha sido catalogada como la segunda peor cola, efectivamente se empieza a formar desde antes de las 6:00 a.m. y se enrosca como un dragón chino para casi dar la vuelta a la manzana. Semejante visió n apocalíptica nos sacó despavoridos. Había rumores de que si uno pre-diligenciaba el formulario por Internet no tenía que hacer la cola, pero el guarda apostado en la puerta fue tajante: debíamos hacer la cola como todo el mundo.
          Humillados y presa de la desesperación (no nos pagaban hasta que tuviéramos RUT), fue cuando decidimos ir contra nuestros principios y acudir a la mafia de los tramitadores. Un mensajero nos cobraba $30K ¡por cada uno! Afortunadamente encontramos otro que nos hacía el trámite por la mitad, aunque igual tocó hacer en la notaría la cola para autenticar el poder con el que nos haría el trámite. Cinco días hábiles se convirtieron en tres larguísimas semanas gracias a la magia del Estado, pero finalmente obtuvimos el dichoso papel.
          RUT en mano, me dispuse a presentar mi primera cuenta de cobro con RUT, pero entonces me encontré con la primera sorpresa:

  • Usted es Régimen Común ¿cierto?
  • Sí? ¿algún problema?
  • Pues que no le puedo recibir cuenta de cobro sino FACTURA
  • ...
  • Como usted es Régimen Común, es responsable del IVA y eso debe discriminarse en una factura de venta. Por eso no le sirve una cuenta de cobro, que es para los que no son responsables del IVA.
  • ...
  • A ver (con cara de resignación). Tiene que solicitar una resolución de numeración ante la DIAN y después buscar una tipografía que le preimprima sus facturas con esa numeración.
  • ¡Noooooooooo, otra vez nooooo! (incluir grito de desesperación mal contenido)

Esta vez la cola fue muy corta y la resolución de numeración me llegó a la casa como a los seis días hábiles. Como opté por no pedir resolución para facturas impresas sino generadas electrónicamente, no tuve que hacer la vuelta en la tipografía.
          Un viernes pasé mi factura No.0001 y por primera vez, en lugar de problemas recibí un esperanzador "el cheque te sale para el martes". Previsiblemente, el cheque no salió el martes, sino el lunes de la semana siguiente, con intento fallido de transferencia de por medio, con el patrocinio de El Banco de Bogotá "lo peor para uno".
          Ahora sí, plata en mano, me dispuse a buscar el formulario 300 de declaración de IVA. Me sentí como buscando el Santo Grial y no un formulario que debería conseguirse fácilmente en época de pago de impuestos, pero después de tres buses y medio día perdido, llegué victorioso con el formulario en la mano. Eché mano de cuanta tirilla de supermercado había logrado guardar para descontar IVA pagado, recordando que sólo vale para gastos relacionados con la actividad económica. Ante la duda de si las arepas con queso y la leche Klim serían considerados "gastos relacionados con la actividad económica", concluí que si no como no puedo ejercer mi actividad económica. Metí todo lo que encontré por comida y papelería, pero el IVA enorme que pagué por Salmón no pude incluirlo porque es un activo, no un gasto.
          Una vez hecha la tarea, el contador me ayudó muy amablemente a corregir el lamentable borrador que yo había diligenciado ("en los ingresos se pone la base del impuesto, no el total facturado"... "los reteiva hay que descontarlos acá"). Formulario en mano fui a hacer cola a un banco para pagar, cuando a mi compañero de desventuras tributarias le dio por preguntar si para hacerlo necesitaba presentar el RUT. Abriendo mucho los ojos (como si fuera la pregunta más estúpida del mundo), la niña del Banco dijo que pues claro, que evidentemente. Gracias a Yeinerzinho (sos grande, ché) que me llevó hasta el apartamento a recoger el RUT y de vuelta a Unicentro, llegué justo a las 3:58 p.m., dos minutos antes de que cerraran los bancos. Cuando me di cuenta de que ni corriendo llegaría al banco donde iba a pagar, eran las 3:59 p.m. y estaba parado justo ante un Banco de Bogotá. Tuve que tragarme mi orgullo ("lo peor para uno, lo peor para uno") y entrar justo antes de que el guarda malencarado echara llave a la puerta.
          Después de dos meses de dificultades, por fin logré pagar el impuesto a las ventas, un trámite que debería ser facilísimo para incentivar a la gente a pagar. Y después andan diciendo que quienes advierten que no estamos listos para el TLC son aves de mal agüero que no creen en el país...

8 comentarios:

Andrés David dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Andrés David dijo...

Las vueltas del RUT. En nuestro caso (andaba con Nelson) fue más grato, en parte porque lo hicimos cuando debíamos ?regaño velado? y en parte porque supimos controlar el tiempo. Así, no hicimos una cola tan larga en la mañana, calculamos el turno, nos fuimos a dar vueltas por el centro, volvimos con anticipación y listo.

Ya habíamos intentado la vuelta por internet pero la interfaz es una porquería. Ni modo.

Lo de las facturas era obvio por la empresa... creo que te va a tocar pensar que ya más que Andrés Meza E. sos Andrés Meza S.A. (sociedad anónima, para que no tengamos malentendidos). Tus deberes tributarios se complican. Ni modo.

Estoy de acuerdo con que pagar debería ser más fácil. Sobre esto tengo una duda. No se si para empresas funcione diferente que para personas naturales, pero el formulario de pago de IVA se compra en Servientrega facilito. Ahora no recuerdo el número del que he usado y tal vez sea otro pero el dato te puede servir.

En fin. Corre tanta tinta como sangre en cuestión de impuestos porque, como dicen por ahí, solo hay dos cosas ciertas en la vida:

Death and Taxes

Ni modo.

César Augusto López dijo...

Meza, eso es una mierda... decíme que por eso le huyo a las vueltas empresariales de El Clavo. No sé cómo hacen los contadores, me parece el ejercicio más monótono y harto del mundo. Yo saqué mi RUT sin problema: filita, charladita, comiendo maní, helado, pandebono? en fin, todo lo de la fila? me la gocé sobre todo porque cuando estaba en la fila me llamaron al celular y me dijeron ?El Clavo se ganó el Premio Nacional de Periodismo?.

Paradoja Humana dijo...

Otra razón por la que soy un bicho raro: No me gusta hacer vueltas pero hacer fila en un banco particularmente no me molesta.
Creo que sacar el RUT en Bogotá es más fácil, por fortuno no fue traumático para mí pero yo sigo siendo régimen simplificado.

Anónimo dijo...

Pues solo tengo una cosa por decir.... este tipo de cosas hacen que tener un psicólogo en la empresa sea tan pero tan necesario..... !!!

Alex Roldan HD. dijo...

Andrés que te digo, a mí no me fue bien a la primera, de hecho a mi me recibieron con la noticia, pero usted ya tiene RUT y se le traslado automáticamente de régimen común a simplificado o algo por el estilo.

¡Que qué!!!!!!!!!!!!!

Si señor, después de haber hecho la nombrada colita desde las 6 pasaditas, y hablar con los personajes estos que tramitan, claro Yo no pensaba pagar por una vaina que se debe hacer en 30 minutos, y es que si uno les paga a estos hijuemadres uno colabora con ....

Ya se imaginaran la retahíla de ahí paya, bueno en todo caso me toco ir a solicitar una carta modelo, la llene y le entregue, menos mal allí si fue solo esperar en un mes exacto me llego
la RESOLUCION
#XXXXX con fecha .... Que certificaba que mi traslado automático de régimen había sido revocado y ahora debía hacer de nuevo
LA COLA
, claro ya mes diestro en estas vueltas fui a las 11 llegue y no había cola ya, me atendió el guarda ese que tu dices, me envió a la colita donde le dicen "vaya mañana a las 8:00 AM. A las oficinas de
la DIAN
en el norte....." parecen una grabación 3 personas con cara de güevo que no hacen nada mas que dar la cita para otro día, eso fue rapidito día lluvioso como para variar, llegue a las 8 menos cuarto para evitar desagradables sorpresas, es que uno ya anda prevenido, con TODOS los documentos, la copia de la carta, las resoluciones, copias de mi cedula (que se les dio por pedirlas ampliadas por que si, por que a mi modo de ver eso es puro pereque), la original en mi billetera, por que vaya uno ha hacer esas vueltas y no lleve la cedula, lo deportan mínimo. Pero si fue rápido, ningún inconveniente ni vieron las resoluciones no nada, Yo estaba asustado, ahora me cae un piano apenas pise la acera de la calle, pero No me cayo el piano, y ya tengo mi Rut, soy un feliz Rut habiente. Que les digo en este país del Sangrado Corazón de Jesús se goza.

Oiga y es que se pregunta uno: ¿en este país siempre se requiere colas para los trámites? A mi me dijeron que si uno juicioso hacia el prerregistro por Internet eso era mas rápido, pero NO ES ASI, HAGA COLA. Seguro el día que uno se gana una lotería hasta le toca hacer cola para pagar el/los impuesto(s) como cualquier mortal. O mejor aun le envían una notificación los tramitadores diciéndole que le hacen la vueltita, ha juemadre.

Si claro ya hablo el Rolo diciendo en bogota no es así, y es que este país es solo bogota?

Con todo respeto a
la Gente
de Ciudad Capital, Pero no digan nada, es que eso es otro país.


Alex Roldán HD.

Erikita dijo...

el problema no es lo largo de la fila, sino que nunca avanza lo suficientemente rapido ycuando llegas a la ventanilla esta el soquete que te dice esta no es la fila, y por esa razon nadie quiere hacer fila.

Lully, REFLEXIONES AL DESNUDO dijo...

Terrible que todavía se tengan tantas dificultades con las diligencias que tengan que ver con el govierno, y qué decir de una expedición de Cédula? Fatal.
En fin, me alegra que ya tengas tu RUT.
Un abrazo y extrañandote por mi blog... desde el Noviasgo posesivo al desnudo.
Ah!! también te invito a mi balcón, pasa por allá y me cuentas, y no es publicidad, es la nueva revista virtual EQUNOXIO