martes, 29 de julio de 2008

Al espacio por US$200.000. ¿Quién me presta?

Uno de mis sueños locos siempre ha sido poder ver mi planeta natal desde afuera (incluso antes de ver el capítulo en que Jean Luc Picard confiesa que ese fue quizás su momento más emocionante). Y ahora, gracias a la carrera impulsada por Sir Richard Branson y otros empresarios, vemos el primer paso concreto hacia la realización de mi sueño: una nave capaz de llevar carga (por ejemplo una cápsula de pasajeros) hasta los límites de nuestra atmósfera a un precio pagable.
          Una de las empresas de Branson, Virgin Galactic (me encanta ese nombre tan sugestivo), acaba de presentar el “White Knight Two”,  la nave hecha de carbono compuesto más grande que se haya construido hasta la fecha. ¿Y por qué ese material es importante? Porque hace la nave lo suficientemente fuerte y liviana como para volar muy alto sin casi despilfarrar combustible. Lograrlo es el santo grial de la carrera espacial, ya que no tienen el presupuesto gubernamental de la NASA en los años 60 que se podía permitir enormes y pesados cohetes Saturno (la mayor parte del peso estaba en los tanques y combustible y no en la navecita que era la que hacía el viaje a la Luna).
          ¿Y por qué digo que este adelanto me acerca a mi sueño? Pues porque ya no hay que hacer parte de una misión científica para que una agencia espacial le patrocine el viajecito, ni millonario como Dennis Tito, el primer turista que le pagó a los rusos un billete largo para que lo dejaran quedar una semanita en la Estación Espacial Internacional. Sólo hace falta que más empresas como la de Branson compitan por llevar turistas al espacio, y así se desarrolle una industria que baje cada vez más los costos, haciendo por los viajes espaciales lo que hicieron Howard Hughes (el aviador de la película de DiCaprio) y otros pioneros por la aviación comercial: gracias a ellos hoy podemos volar de Cali a Bogotá por alrededor de $200.000. Pues dentro de unos nueve meses, los primeros afortunados podrán darse su rodadita por los límites de nuestra atmósfera por módicos US$200.000, que espero sea el “techo” de las tarifas que poco a poco vayan bajando.
          Bueno, pero apartándonos un poco de la parte lúdica, el turismo espacial a precios razonables tiene otros beneficios. Por un lado, los astronautas coinciden en que ver la Tierra desde el espacio cambia su percepción acerca de la fragilidad de nuestro planeta y de lo íntimamente relacionado que está nuestro destino con el del chino o el del noruego del otro lado del mundo. Permitir que más gente tenga esta experiencia posiblemente influya en acelerar el cambio de conciencia que necesitamos para poner el sentido común por encima de nuestros deseos consumistas a corto plazo. Por otro lado, si logramos que llevar y traer carga del espacio sea económicamente viable, podríamos llegar a un punto en que saliera más barato producir fuera de nuestra atmósfera esas cosas cuya fabricación contaminan. Y el argumento para que más de un gerente tome la decisión sería que sale más caro el impacto ambiental en términos de multas, de esfuerzo y, cómo no, de relaciones públicas con los consumidores (si tenemos suerte con lo del cambio de conciencia).
          Pues bien, ahora sólo necesito que alguien me preste los US$200.000 del pasaje, yo se los pago cuando vuelva.

12 comentarios:

Omaroti dijo...

La verdad a mi si me gustaria pegarme el viaje y echar un vistazo, pero ese mundo de plata no lo pagaria asi lo tuviera. Ojala algun dia sea mas economico

Licuc dijo...

Tanta emoción tuviste a la hora de escribir este artículo que te quedó un tris extraña la redacción en los primeros 2 párrafos, vuelve a leerlos con más calma y verás a qué me refiero.
Me gustó el argumento que usaste para cerrar, pues creo que quienes más tienen son precisamente también quienes más contaminan si no basta ver lo que han hecho durante tanto tiempo los gringos.
Si te consigues la plata tomas fotos y me cuentas pero que también te presten para la maestría de una ¿no?

Andrés David dijo...

¿Si volvés? No hermano, fijo te encontrás una extraterrestre curvilínea de piel verde y tenés más diversión que Tiberius en su navecita.

El Marqués de Carabás dijo...

Una nube voladora como la de Gokú también sirve.

K-milo dijo...

Y llevando un par de kilitos al espacio?

Digo si tienen plata pa' el pasaje...

Anónimo dijo...

Sorry andres, pero te perdiste todo el punto sobre la conciencia ambiental de la que hablan los astronautas sobre su experiencia de ver lo fragil que es nuestro planeta... no se trata de encontrar otro sitio para tirar la basura (potencialmente infinito como creemos que es el universo, asi mismo como una vez creimos que lo era el planeta tierra!).

De lo que se trata es no de no producir tanta basura y contaminacion, diseniar procesos que no produacan tantos desechos... asi que no creo que sean muy buenas noticias un monton de agencias mandando gene al espacio sin resolver el tema ya inaludible, de los montones de basura que orbitan alrededor... y nosotros como consumidores y terricolara 'responsables'y con la sencibilidad para aceptar que vivimos en un planeta fragil, deberiamos antes que nada, exigir que esos viajes espaciales nocontibuyan a agravar la ya deteriorada salud de la gema azul que queremos ver desde el espacio... al ritmo que vamos minimo se va es a ver una bola gris!

ApoloDuvalis dijo...

omaroti: Claro, la esperanza es que al haber una industria se bajen tanto los costos que sea al menos "pagable" la gracia (para mí significa quitarle dos ceritos a la cifra).

licuc: Corregidos, gracias por el campanazo. Ojalá lo de los costos sirva como aliciente para que los que de todos modos van a seguir contaminando, lo hagan donde el impacto sea menor.

andrés david: Ojalá James, ojalá... ja, ja, ja :D

el marqués de carabás: Sí, hay que decirle a Gokú que tan chimbo, que la preste, ¿sí o no? :)

ApoloDuvalis dijo...

k-milo: Eso sí va a estar complicado porque el peso lo restingen mucho... creo que hasta toca mentenerse delgado porque los gorditos pesan más y cuestan más. Creo que toca hacer la misma que los de las barras bravas ante las requisas de trago en el estadio: llevarse el contrabando "puesto", ja, ja, ja :D

anónimo: Totalmente de acuerdo, pero no se trata de hacer lo uno (contaminar menos) o lo otro (contaminar afuera) sino ambas cosas. Yo no creo que los ricos dejen de conducir sus carros o los europeos de volar en sus aviones de un día para otro. Ojalá los usen cada vez menos, pero los que queden deberían ser tan eficientes y poco contaminantes como podamos hacerlos, y ese es el tipo de impacto que yo espero tengan iniciativas como la de Branson.

Por otro lado, contaminar afuera sí es parte de la solución, así como crear alcantarillados en las grandes ciudades para alejar los desechos que de todos modos seguimos produciendo es lo que impide que nuestra civilización colapse. Probablemente los alcantarillados no serían necesarios si no hubiera tantas personas empeñadas en amontonarse juntas, pero aunque logremos revertir esa tendencia, seguirán habiendo varias metrópolis que las necesiten, tan eficientes como podamos hacerlas.

marioalbertomelo dijo...

Te hago algunas aclaraciones tecnicas, ya que tocaste una de mis fibras mas sensibles:

Denis Tito viajo a la estacion espacial internacional (ISS), el 28 de Abril 28 de 2001, no a la estacion espacial sovietica MIR, que fue "bajada" de orbita el 23 de Marzo del 2001, pero dejo de ser funcional muchisimo antes.

* comentario ñoño: Mark Shuttleworth fue el segundo turista espacial, conocido por ser el fundador de Canonical Ltd. Creadora de UBUNTU. De hecho en algunos protectores de pantalla de UBUNTU podemos ver unas fotos de la tierra y del Soyuz (nave espacial rusa) tomadas por el mismisimo Shuttleworth

+ Yo tambien sigo esperando que baje el tiquete!! ya casito!!

ApoloDuvalis dijo...

marioalbertomelo: Corregido, muchas gracias por la aclaración. De hecho parte de la motivación de los rusos para llevar a Tito era demostrar que ellos son socios y no un simple proveedor de la Estación Espacial Internacional.

MAREÑA dijo...

Bueno apolo dudavalis, por el apolo veo que el universo te encanta, si hubieras vivido en los años 60´s estoy segura que habrías hecho unos "viajes" de películas y sin tanto costo

UnLoVeIsH dijo...

Me encanto el comentario de anónimo. Pero lo que más me gusto el "no contaminar más" por favor Apolo! quedate aqui en la tierra! no vayás a contaminar afuera del espacio. XD

Me gusto el articulo. :D