jueves, 25 de enero de 2007

Los abdominales de Wade

El que es gordo parejo puede tramar a las viejas con el cuentico de que es un "gordito sabrosón ", pero los que hemos sido alguna vez flacos con barriga hemos sufrido el estigma de ofrecer un espectáculo tan horroroso como la cola para hacer reclamos en las Empresas Municipales. Lo peor de todo es que si usted no se pone las pilas, la barriga puede acabar convirtiéndosele en llanta, que en un flaco equivale a verse como Wade, el pato cobarde de la Granja de Orson.
          Por eso cuando tratan de darle ánimos con un "así estás bien, sólo te toca bajar la barriga" están pintando un reto más difícil que para nuestro proactivo Presidente pasar un mes sin una escandalosa metida de pata. La razón es que intentar bajar sólo barriga (sin cirugía o ayudas químicas) es prácticamente imposible: la grasita se reparte casi por igual por todo el cuerpo y eliminarla implica hacerlo proporcionalmente, no localizadamente. Claro que si hemos de creer a la televisión y al correo basura, la única misión de la ciencia y la ingeniería en los últimos 30 años ha sido desarrollar la máquina/tratamiento que sí va a bajar la barriga mágicamente sin dietas ni ejercicios. Tal vez algunos sí funcionen, pero lo que me ofende de ellos es que el sistema nos está metiendo por los ojos la solución a un problema que en primer lugar no tendríamos si no estuviéramos enchufados al sistema.
          Armado de más entusiasmo que Jorge Barón, usted empieza una rutina de ejercicios para bajar la barriga y, por qué no, lucir algún día el abdomen de chocolatina de cualquier niche estándar de ciclovía (los afrodescendientes tienen los abdominales marcados como desde los cuatro años de edad). Pero, oh sorpresa: la barriga no sólo no baja mucho que digamos, sino que el gordo con peligro de volverse llanta se pone más duro que nunca. Entonces ocurre lo que yo llamo


La Paradoja de Wade : usted tiene unos abdominales más sólidos que los de Brad Pitt, pero el flotador alrededor de su cintura impide que se vea algo diferente a un templado y brillante "gordominal".


El efecto más común es que cuando uno le jure a la novia que sí tiene abdominales pero que no se ven, lo mire compasivamente como si hubiera contado que vio a un personaje fantástico como el Ratón Pérez o un concejal que no robe.
          Listo, ahora supongamos que usted practicó juicioso un deporte como el cliclismo o la natación durante varios meses: la grasa se fue y ya no hay tal barriga. De acuerdo con mi experiencia, en ese momento usted está tan flaco que la gente empieza a especular sobre sus problemas de plata o que se pasó a alguna horrible secta vegetariana. Los abdominales por fin empiezan a asomar, pero no hay a quién mostrárselos porque las únicas mujeres que se le acercan son su mamá y su abuelita tratando embutirle comida, o si está muy de buenas, representantes de UNICEF que lo encuentran perfecto para ilustrar su próxima campaña contra las hambrunas y el desplazamiento forzado.
          Entonces vuelve la lucha, pero en sentido contrario: hay que bajarle a la bicicleta o la natación para alternarlo con pesas que ayuden a subir de peso, pero no con grasa sino con masa muscular.
          Alguna vez le escribí a Pequeña Padawan que si hay algún rasgo físico que ayude a subir puntos con las mujeres y que se pueda desarrollar con ejercicio (eso excluye la estatura, los ojos, las manos, la voz, etc.) éstos serían glúteos firmes y abdominales bien marcados. Si hubiera sabido eso a los 15 años, no estaría en esta montaña rusa a estas alturas del partido sino disfrutando del único rasgo que podría compartir con Brad Pitt: si no tengo la pinta de Brad Pitt, ni posiblemente llegue a tener la plata de Brad Pitt, al menos sí puedo trabajar para tener los abdominales de Brad Pitt. Cuando lo logre, estoy seguro de que Wade estará orgulloso de mí.

21 comentarios:

Aleja dijo...

Me has hecho reír mucho con este post. Algo parecido sucede con la cinturita de avispa y las piernas ultradelgadas que nunca tendré.

Marco Velez dijo...

He visto ese problema en muchos de mis amigos (yo no lo tengo porque yo soy gordo) y he observado como han tratado de mil formas bajar esa barriga y no pueden.
Buenisimo el post, me hizo reir varias veces.

Daniel dijo...

Ah parce, que tristeza. Y mi barriga que cada dia crece y crece más

MAREÑA dijo...

Creo que tanto hombres como mujeres sufrimos de lo mismo, de las "abominables" llantas, pero respondiendo un poco a la inquietud sobre los rasgos físicos, para mí son muy importantes:
1- Los dientes
2- Las uñas
3- Los zapatos (conste que no digo pies)

Anónimo dijo...

en las mujeres el problema es más trágico aun, en los hombres vaya y pase, no es cosa del otro mundo...he pasado por lo mismo que tu, que los abdominales, que el ejercicio con un esfuerzo enorme y nada de rsultados, asi que opte por la dieta, tampoco funciono...estoy empezando a convencerme de que la unica forma de adelgazar ese molesto flotador es con una lipo, una meso o cerrando el pikito y volviendose anorexico.

Vladimir dijo...

Algo pasa cuando a uno se le van acabando los veinte. Es como si el cuerpo se preparara para una hambruna postnuclear o algo así, para mí es impresionante.
Yo todavía recuerdo cuando a los 19 o 20 era físicamente posible bajar ese pesito extra que aparecía a veces.
Ahora si cierro el pico "un poco", no se nota en lo absoluto, y el cuerpo ya no me deja cerrar el pico radicalmente como antes (ej: me duele la cabeza si no como).
Antiguamente, no me preocupaba tanto porque sabía por experiencia que si adelgazaba tanto como para tener cero barriga (milagros de la depresión clínica) desaparecían también las bendiciones que me había dado la naturaleza (glúteos y piernas). Entonces me parecía razonable tener una modesta capa adiposa ventral y conservar los regalos de natura.
Sinembargo con los años se vuelve muy difícil, de repente uno va a arturo calle y nota con horror cómo la talla 37 le queda realmente cómoda, pero ya es demasiado tarde. Tomaría demasiado tiempo y esfuerzo eliminar ese volúmen por las buenas, así que sólo queda: o decidirse a mantener el monstruo a raya y no dejarlo crecer más (lo cual requiere aceptarse así, y alegrarse de "haberlo detenido a tiempo"), o eliminarlo de la forma más eficiente posible, la cual para los hombres profesionales podría ser la misma que para las mujeres profesionales que quieren tetas: ahorrar unos meses pa la cuenta del cirujano.

lully dijo...

Una fòrmula muy buena para evitar barriguita cervecera es la bicicleta estàtica. Es cuestiòn de disciplina.
Otro: Comer linaza una hora antes de cada comida.

Me gocè tu entrada, ànimate, tù puedes hacerlo.
Un abrazo afectuoso!

paradoja humana dijo...

En esta entrada poco tengo para decir porque toda la vida he visto la acumulación de grasa desde la barrera, pero lo que sí he comprobado es que uno no puede adelgazar sectorizadamente, de ahí que sea tan mal negocio para mí intentar bajar de peso para afinar cierta parte de mi cuerpo, ahí mismo se me acaba el frente y el trasero, como ya he comprobado, pues aunque no sufrí la depresión clínica de la que habla Vladimir sí experimenté la dieta general más efectiva de todas: la tusa, pero no la recomiendo, es muy costosa emocionalmente.

Suerte con los consejos de Lully.

Lanark dijo...

Maldito Wade.
No... malditos genes.
No... maldita evolución de los homínidos en condiciones duras.
¡ya se! maldita vida del hombre contemporáneo, sedentario, comebasura, y sin leopardos que lo persigan para almorzárselo.

En fin. Si, que se vean los abdominales es de lo mas difícil, pero aún más para los flacos con predisposición a la barriga. A los que tienden a ser gordos, como yo, nos basta un poco de ejercicio, hambre, y el frío también ayuda, supongo. La vida dura. No se puede conseguir fieras decentes que lo acechen a uno hoy en día, pero sí un perro que joda y joda hasta que uno lo saque a pasear y le juegue. O un gato que ataque inesperadamente con intenciones insondables.

Y, claro, está el asunto de la edad. Cuando el cuerpo decide que ya no se va a reproducir más, sino cuidar a las crías (haya sucedido o no) comienza la cuesta abajo. Igual que el tipo que se casa se vuelve a veces más descuidado, egoísta y aburrido, porque ya no tiene que conseguir pareja, el cuerpo, por ahi a los 30, decide que ya no más de prepararse, que ya lo que se hizo se hizo. Supongo que con las tendencias laborales actuales, donde uno a los 30 tiende a ser inútil, sólo estamos volviendo a los criterios de la edad de piedra, cuando la espectativa de vida era de menos de 40 años.

Mi consejo para los que tengan la contextura poco apolínea de ApoloDuvalis, es enfocarse en aumentar masa muscular. Entre los 20 y los 30 años es la mejor época de la vida para eso. Aunque, claro, también se puede en otras. Ejercicios de fuerza, tal vez isométricos, son suficientes. Cuando la masa muscular aumenta, se disimula la barriga, y si uno no come mucho mas que antes, la barriga no va a aumentar. Hasta puede disminuir. Pero sugiero dejar el ejercicio aeróbico intenso para cuando ya se ha aumentado masa muscular.

Un dato que no supe hasta muy tarde, es que para aumentar masa muscular, es importantísimo descansar y relajarse. Si un músculo está tenso todo el tiempo, se envenena y atrofia. Por extraño que parezca, el yoga y la meditación son un complemento que potencia cantidades cualquier entrenamiento, además de que mantienen cosas como la circulación y la respiración funcionando mejor.

Bah, creo que me tomé el tema demasiado en serio. Pero tal vez a alguien le sirva lo que dije.

Anónimo dijo...

Buen Post.
Me gusta mucho escribe, me gustaria que escribiera sobre un tormento: el papel del ex - novio en las nenas.
Maldito Tormento!!!

¿Usted Que opina?

Anónimo dijo...

Genial post, yo lo comprobe con meses de dieta y ejercicios, no era gorda, pero queria abdominales marcados, dps de ese periodo podia abrir lats con mis abdominales pero el flotadr seguia ahi. El que descubra el equilibrio que pase el dato. yo ya estoy optando por la aceptacion no mas.

Lili

pequeña padawan dijo...

no crea, señor, las mujeres somos menos predecibles que eso. se lo digo yo que conozco a muchos tipos con cuerpos cuidadosamente trabajados y personalidades que no merecen una segunda mirada...

adriana dijo...

Sorry, I know nothing about men.

adriana dijo...

Body fascism?

Lanark dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lanark dijo...

HEIL GERI!!!!!

lisset villada dijo...

Me pareció súper, me reí montones y para ser honesta, me atrapó mucho desde la primera línea, será porque me siento identificada? jajajaja.
De todas formas, el problema no es sólo para los hombres, las mujeres también lo padecemos y quizá con un poco más de dificultad. Mejor dicho, dense por bien servidos, al fin y al cabo ustedes sólo sufren por una "barriguita" que dista mucho de ser sexy, nosotras en cambio, luchamos contra: la barriga, la celulitis, senos caídos, gordos en los brazos, etc.

Padrino José dijo...

Puedo anotar que soy de aquellos preparados para las faenas de diversión en río... la naturaleza me dotó desde niño de una gordura que nunca me pude quitar, ni cuando en el servicio militar apostaron 20 mil devaluados pesos del 94 entre un capitan y un teniente a que gordito perdia más peso... resultado... gané o ganó mejor mi teniente pero me segui viendo gordo... debido a esto tuve que hechar mano de otros atributos y cosecharlos, la primera impresion siempre es mala cuando me miran, pero ya con la edad me importa un rábano con tal que no este sufriendo de problemas tipicos que trae la gordura.

me ha gustado mucho tu post. tambien aprovecho para avisarte que finalmente abrimos las puertas las inscripciónes al portal deCali.org, todo el nuevo contenido y todo de lo que hablamos está ya en proceso asi que te invitamos para que participes y registres tu blog y hagamos ciudad virtual, cívica, bonita y libre haber si es un inicio para buenas cosas para cali.

un saludo

lobsang dijo...

pues con el tema de la barriga, vos que sos flaco, re flaco pues podes hablar de la barriga como un aditamento temporal pero existen ( bueno bueno, existimos) quienes no somos flacos, ni gordos, solo GRANDES jejej que tal el eufemismo... en fin , erase una vez un hombre a una barriga pegado pero es que como sabiamente decis cuando se va, asi sea por 3 semanas, uno la extraaaaña tanto jajajaj, ella que culpa tiene y ojo aclaro que es una ELLA asi que debemos tratarla como una dama, sacarla a pasear, llevarla a buenos sitios ahi queda la ODA A UNA BARRIGA !

Lully, REFLEXIONES AL DESNUDO dijo...

Saludando por acà, veo que no has vuelto a escribir en este post.
estoy feliz por la nominaciòn de equinoXio en el CPB, te comparto el enlace

http://www.equinoxio.org/estancias/equinoxio-nominado-a-los-premios-cpb-1000/
Un abrazo!

*.*RüKüS*.* dijo...

Jajajaja está excelente, una muy buena forma de definir ese sindrome del "Wadegordóminal" del q sufrimos muchos... para mí el problema es lograr resignarse y ver con dignidad esa hermosa protuberancia adelante y sobre todo a los lados, además de lo incómodo q se siente.... sin embargo yo aún mantengo la esperanza de no encontrarme nunk frente a un bistUrí.